LA TRAMPA DE LA INFIDELIDAD

images

La  infidelidad  es un tópico  difícil  y complejo  de  tratar  en la  actualidad. Las  estadísticas  va  aumentando  el número  de  parejas  que  han decidido  separar  sus vidas. Uno  de los  factores o  causas  que  ha tenido  mucha  ingerencia  es el  aumento de las  redes  sociales,  en cada  infidelidad  está  involucrado  el  internet,  el  correo electrónico, Facebook, etc.

De  la misma  manera, también ha  sido  influenciando  por  una  cultura “light”, de  tener  todas  las  cosas  a la mano, sin ningún  sacrificio alguno. Esta  filosofía  de  vida, en lugar  de unir, ha  creado  distanciamiento en los matrimonios. Vale  mencionar, que  todo matrimonio o  relación conlleva   su  cuota  de  sacrificio  y  esfuerzo  por  lograr  un  hogar  armonioso. Las  dificultades, problemas, disgustos, son pan de cada  día  en toda  pareja, pero  lo más  importante  es  sobresalir  con la bendición  de Dios. Lamentablemente  muchos  “creen”  que  un romance, o aventura  puede  lograr lo que  no se  ha logrado  en el matrimonio,  aún, otros  creen  que  el  matrimonio  ha  llegado a  ser  tan monótona, mecanista, que  han  decidido  buscar  una  nueva  relación. La  realidad  es,  que  nuestra  sociedad  ha  llegado  ha influenciar   en  estas  perspectivas, para  nada sabias, ni espirituales.

Hay  que  mencionar, que la infidelidad  es una “locura  efímera”, debido  a que  el infiel  pierde  toda  lógica, cordura, razón,  llevando  a  ocasionar  grandes  consecuencias, como: el divorcio, frustración y desánimo  para los hijos. No  solamente  los hombres,  sino  que también  las  mujeres  han caído  en  esta  condición triste  en nuestros días.

MITOS  ACERCA  DE LA INFIDELIDAD

  1. Todos  los matrimonios viven  una infidelidad  en algún momento  de su vida.
  2. Una  aventura ocasional,  no  afecta  al matrimonio.
  3. Una traición  es prueba de  que  al amor ha muerto  en el matrimonio.
  4. El otro/a   es más  simpático  que  el cónyuge  actual.
  5. Buscar  culpables de la infidelidad.
  6. Toda  infidelidad  debe  terminar  en divorcio.
EL  PROCESO  DE  PERDONAR  Y SANAR
Una  herida  del alma, es  aquella  que  ocasiona  un dolor  profundo  en la persona  afectada. Una infidelidad  es una herida del alma, y  muy difícil   de  sobresalir,  sino  se  tiene  la ayuda  correcta.
Es el momento  de  hablar  sobre  el perdón. El perdón  no  es olvidar, tampoco  es  negar  el problema.  El perdón  es auténtico  que  nace  como  consecuencia de  un  corazón  enfocado  en Dios, dispuesto ha  perdonar,  para  que también  sea  perdonado  por  el Señor  en la  posteridad.
Pasos  para  lograr un perdón genuino  en la pareja  involucrada:
  1. Buscar  la  asistencia  de Dios  desde el inicio  hasta el final  en esta  situación difícil. Además, la ayuda  de  un consejero  cristiano establecerá  los  parámetros  bíblicos  en todo  este proceso.
  2. Una  oración  ferviente  en éste proceso.
  3. Ingresar  con consciencia en este  proceso dificil
  4. Renunciar  la  idea  de  querer vengarse
  5. Se debe  tomar  contacto  con el dolor
  6. Dividir  el dolor  “una  carga  compartida, es  una carga  dividida”.
    1. ¿Con quien  se debe  compartir   el dolor? ¿podrían  escucharle  sin juzgarle?
    2. ¿Que  es lo más difícil en ésta situación?
    3. ¿Que  le da miedo?
  7. ¿Qué  he perdido?
    1. ¿Qué áreas ha sido  afectado  tu vida?
    2. ¿Cuál era el sueño  para su matrimonio?
    3. ¿Qué  recursos  tiene  para  continuar  la vida?
  8. Otorgar  el  perdón – “El perdón no cambia  el pasado, pero  puede cambiar  el futuro”.
Lo  más  sabio  en el hombre  actual  es  depender de Dios cada día  para  poder  mantener  un matrimonio  sano, estable, que  de ejemplos  a los hijos. Busquemos  de  nuestro Dios, en lo  relacional, para  glorificar  cada hogar, familia, matrimonio.
“El  perdón  cae  como lluvia  suave   desde  el cielo a la tierra. Es  dos veces bendito; bendice  al que lo da y al que lo recibe”. (Willian Shakespeare).
“Les  daré un nuevo  corazón, les  infundiré un espíritu  nuevo; les quitaré  ese  corazón de piedra  que ahora tienen, y les  pondré un corazón de carne”. (Ezequiel 36.26).
Que Dios  bendiga  cada  matrimonio para  sus  propósitos.
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: