5 PRINCIPIOS TEOLÓGICOS PARA EL HOMBRE ACTUAL

  1. EL  BIEN: Nuestro Dios  desde los  albores  de  la  misma creación, todo  lo hizo bien. Al  crear  el  universo,  con todo  sus  implicaciones  lo hizo  perfecto, al  crear  al  hombre a  imagen  de  Dios, de la misma  forma  fue  su  creación suprema.  Hay  que  hacer  hincapié,  que el pecado  en sí  no  es  bueno,  y por ende, el pecado  no  es el bien. El pecado es  consecuencia de  nuestra rebelión  ante nuestro Creador.  De  hecho,  el  pecado  es  lo  opuesto  al “bien”.  Hoy, el evangelio  de Jesucristo  es  dirigida  al hombre “caído”.
  2. LO  DEBIDO: La  manera  de  pensar  sobre  lo  que  era  objetivo (lo que  ellos  suponían  lo correcto) fue  insuficiente y  es algo  característico  hasta  hoy  de la raza  humana.  Es  insuficiente, porque  el  hombre  por sí  mismo  no puede  determinar  lo  que  es  bueno, correcto  y necesario  para él. Esto  nos  conduce  ha  una  dependencia  en  nuestro  Creador, porque  lejos  de  El,  encontraremos lo  insuficiente. El  pecado  ha  ocasionado  una  distorsión total del  raciocinio del hombre. Y  es  lógico,  afirmar  en este  momento,  que  las  interrogantes  del  hombre son  hallados en Dios. El  hombre, por  la  historia  bíblica, nunca  pudo  dirigir  sus  pasos,  debido  a que su racionalismo  nunca  fue  una  base  segura  para decidir  qué  es lo “debido”, lo  correcto.
  3. COSMOVISION PREVIO A LA CAÍDA:  En génesis 2.25,  nos  narra  el texto,  que  antes  del  mismo  pecado, solo  había  un factor  que  determinará  lo puro, lo correcto,  esto  representaba una relación  e intimidad  con  su Creador. Antes  de todo,  no había conocimiento  de  que  estaban  “desnudos”,  no  había vergüenza  alguna. La  pareja,  en sí, no  tenía “experiencia  mundana”,  porque  estaban  en comunión  con Dios,  había  una  inocencia especial.
  4. COSMOVISIÓN DESPUÉS DE LA CAÍDA: En Génesis 3.8 “El  hombre  y la  mujer”  se  escondieron  de la  presencia de  Dios. Es  así,  que  al  dar  cabida  ha  Satanás,  ocurrió  el primer asesinato  en la Biblia, entre Caín  y Abel. Y  posteriormente, todas  las  historias  de  desobediencia  en la Biblia, son  el  resultado de  no escuchar  a Dios.
  5. COMPRENSIÓN   RESPECTO AL  PECADO: El pecado, es dejar bajo  dominio  la  estructura humana  sobre  la  relación   del hombre  para  con su Dios. En  otras  palabras, “la  comunión  con Dios”,  no  significa  hacer  una  división entre  la  revelación  y  la “estructura humana”. ¿Es  posible  estructurar   éste  pensamiento? Evidentemente, todo comenzó,  con la  falta  de  experiencia  en  este evento  del Edén.  Todo hubiese  sido  distinto  si Adán  y Eva habrian  preguntado  a Dios sobre  la  propuesta  de  la  serpiente.
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: